Cambios en el Blog

Escrito por renacimientogotico 03-08-2015 en Religión. Comentarios (0)

Después de mucho meditarlo he decidido que voy a darle otra perspectiva a Renacimiento Gótico. Voy a intentar escribir entradas más breves y concisas, puesto que en la mayoría de las ocasiones me cuesta centrarme y acabo dispersándome cuando escribo. Es la primera vez que llevo un blog y, como en todo en la vida, nadie nace sabiendo, pero es de sabios rectificar. Creo que si quiero llegar a la gente debo sintetizar más y centrarme en cosas más concretas y que las entradas demasiado largas son contraproducentes, siento más conveniente, en caso de que el tema a tratar sea muy extenso, dividirlo en partes y publicar varias entradas sobre el mismo.

  Por ese motivo he decidido borrar las entradas anteriores y comenzar de nuevo desde esta nueva perspectiva. Todas las entradas que había escrito las tengo guardadas, por lo que si alguien está interesado en rescatar alguna puede pedírmela, amén de que es posible que yo rescate cosas o resuma cosas de las que ya he hablado, pero trataré de presentarlas de forma más clara y menos extensa. Dicho esto, puesto que se parte de cero, me parece conveniente explicar qué se va a encontrar el lector en el blog, o por qué decidí crearlo.

  Parto de la base de que Europa y el mundo en general están en decadencia, que la actual crisis no es una crisis económica o política, sino una crisis a todos los niveles. Nuestra sociedad moderna funciona con una lógica liberal, con un pensamiento marxista y conserva una fachada cristiana exterior. La gente es incapaz de pensar fuera de la división política de izquierda y derecha, del pensamiento estatista, de la idea de civilización, del universalismo y del monoteísmo religioso. Muchos tratan de contribuir a cambiar las cosas, con mayor o menor fortuna, actuando en un campo o en otro. Yo me he dado cuenta de que la transformación que necesita la sociedad es muy profunda, tanto que es imposible llevarla a cabo en una generación o en dos, pues lo primero que hay que hacer es cambiar la forma de pensar de los últimos 5.000 años.

  Esto puede parecer revolucionario, pero lo cierto es que es restaurar la mentalidad, espiritualidad y valores que teníamos los europeos hace miles de años. Es un renacimiento, más que una revolución. Mi idea de escribir un blog viene de la necesidad de aportar mi granito de arena en aspecto que puedo que es el cultural. En este blog se hablará de espiritualidad, de historia, de filosofía, de política… por lo que antes de nada es conveniente presentarme y decir al lector qué visión de todo esto tengo yo.

  Yo tengo una visión folkish de la vida, rechazo totalmente el universalismo pues entiendo que la Humanidad es diversa, que cada pueblo y cada etnia tiene su propia cultura, su propia lengua, su propia cosmovisión de las cosas, su propia espiritualidad… y tratar de crear una idea universal (hoy diríamos global) es algo totalitario y tremendamente destructivo. Por encima de las divisiones regionales o de los artificiales Estados-nación, lo cierto es que desde los Urales hasta la Península Ibérica, desde Escandinavia hasta el Mediterráneo, existe un tronco común, una cultura similar, un Pueblo Europeo, del que me siento parte. Por este motivo, reconociendo que cada pueblo ha de tener sus valores y su forma de ver la vida y que todas son respetables y válidas para ese pueblo, que no existe una verdad universal, me inspiro en los valores tradicionales europeos. Este conjunto ancestral de valores es nuestra tradición, que se remonta a más de 40.000 años.

  Así mismo, rechazo la idea de dominación, pues la considero antinatural. En la naturaleza unos animales cazan a otros, pero existe un equilibrio natural. Que una especie domine sobre otras, un sexo sobre el otro, un grupo social sobre el resto de la población o una nación sobre otras naciones, es algo aberrante y antinatural. Nadie puede defender la esclavitud ni la dominación si es honesto. Entiendo que el Estado nace para legitimar estas situaciones de dominación, por lo que es antinatural y el orden natural es la anarquía. La misma idea de civilización es creada por el Estado, para dar una imagen de superioridad frente a las culturas “inferiores”, que son merecedoras de ser conquistadas y “civilizadas”. Sin embargo, civilizarse es, en términos humanos, lo mismo que domesticarse para los demás animales, por lo que lo natural, lo sano, es el salvajismo, no la civilización.

Cuando un grupo quiere dominar al resto de la población, crea el Estado para legitimarse. Del mismo modo, cuando un Estado quiere dominar a otras naciones, crea el Imperio. Rechazo totalmente la idea de Imperio y el universalismo que implica, frente a lo cual defiendo el tribalismo. Toda tribu nace en un momento dado por la escisión de una tribu mayor o por la unión de tribus menores. Si en el pasado había celtas, germanos, latinos, eslavos… o vacceos, arévacos, carpetanos, galaicos, godos, suevos, vándalos, francos, sajones… hoy hay españoles, franceses, italianos, griegos… o tribus urbanas dentro de una misma ciudad en medio del mar global en el que vivimos. Lo importante es que el tribalismo está en la naturaleza del ser humano y seguimos siendo tribalistas. Por supuesto las tribus pueden y deben unirse unas con otras para ser más fuertes, pero frente al imperialismo que es la dominación de una sobre las demás, está el federalismo, que es la unión voluntaria y desde abajo.

Dentro de mi visión folkish y el rechazo del universalismo, la idea de una religión universal para toda la Humanidad me parece imposible a la vez que tremendamente totalitaria. Que exista un solo dios, que exista una sola verdad y un solo camino para todos los pueblos de la Tierra es, además de una idea prepotente, totalmente ridículo. Sería como decir que el inglés, por ser la lengua más hablada es la lengua verdadera y que las demás lenguas humanas son falsas. Frente al monoteísmo y el concepto universalista de la religión, está la religión nativa de cada pueblo. En mi caso, soy odinista, pues el odinismo es una de las expresiones de la religión nativa europea, concretamente la fe de los pueblos germanos, que se extendieron por toda Europa. Este blog se llama Renacimiento Gótico pues son los godos los que establecieron en la Península Ibérica el germen de lo que hoy llamamos españoles, recogiendo la herencia latina, celta e ibérica anterior (cuando hablo de españoles no me refiero a ciudadanos del Reino de España, sino a cualquier hispano, cualquier nativo de la Península Ibérica).

Vivimos en un mundo tremendamente materialista, sobre todo en los últimos dos siglos en los que la sociedad europea ha ido desarraigándose cada vez más de su parte espiritual. Yo considero que es necesario tener un sentido elevado de la existencia, que aquello que ocurre y que percibimos transciende a la realidad material y que la espiritualidad es algo esencial del ser humano, sea del tipo que sea o la entienda cada uno de la manera que la quiera entender. Rechazo el materialismo y reducir la existencia humana sólo a la parte física por muchos motivos, pero no me extenderé en eso ahora.

Desde el final de la II Guerra Mundial y sobre todo desde el final de la Guerra Fría ha habido una tendencia a la homogeneidad y la desaparición de las culturas propias en pos de una cultura global. Ya sea por el marxismo cultural de la izquierda, ya sea por la americanización de la derecha, se tiende a que todo el mundo hable la misma lengua, vista igual coma la misma comida, tenga las mismas costumbres… y que piense de la misma manera. Frente al pensamiento único, frente a la cultura única, yo defiendo la cultura europea y las culturas locales de todas las etnias que forman Europa. Pese a que vivimos en una sociedad de masas, se nos inculca que debemos ser individualistas, que sólo miremos por nosotros. Ese egoísmo propio del sistema liberal es el causante de gran parte de los problemas que tiene el mundo, pero es la base del sistema capitalista. Yo, por el contrario, creo que los animales que se ayudan unos a otros tienen más posibilidades de sobrevivir que los que hacen la guerra por su cuenta, por lo que defiendo el mutualismo, el apoyo mutuo frente al individualismo.

Este es, de forma resumida, mi pensamiento. Las palabras en negrita dan una pista al lector de lo que puede encontrar aquí. En el aspecto político, mi concepción es que el hombre es un animal social por naturaleza y debe organizarse políticamente, pero rechazo este artificial concepto de democracia, los partidos políticos y el circo parlamentario que tenemos en Occidente. Frente al Estado, sea del tipo que sea, la Comunidad. Esta es la tradición europea, la comunidad política es la polis griega, la civitas romana, la organización tribal celta y germana, etcétera.

Bien, espero que esta nueva perspectiva y forma de llevar el blog sirva para mejorarlo. Un saludo a todos y nos vemos en la próxima entrada.