Renacimiento Gótico

Los Seres de los Nueve Mundos IV: Espíritus Femeninos

Las Matronas, llamadas Dísir en nórdico antiguo, son de manera genérica los espíritus o divinidades femeninas. Entran en esta categoría las Diosas, ya sean Vanir o Ásynjur, pero también las valquirias, las Nornas y en general cualquier espíritu femenino. Debemos pensar en nuestras madres, abuelas, tías… o cualquier otra mujer de nuestra familia cuando hablamos de las Matronas. En ocasiones, cuando una de estas mujeres muere, su espíritu permanece cuidando de la familia como un espíritu guardián.

La mujer tenía una gran importancia en la sociedad europea antes de la llegada del cristianismo. La Señora del Hogar era una figura de primer nivel, pues ella gestionaba la granja o la propiedad familiar y mandaba a los criados o eslavos. En la sociedad germana y nórdica el papel de la mujer era equivalente al del hombre y así se entiende que debe ser en el Odinismo. Somos diferentes, tanto físicamente como en el carácter y la manera de ser, pero hombres y mujeres somos equivalentes, es decir, valemos lo mismo.

La importancia de las Matronas es tal, que toda la estación invernal está dedicada a ellas. El 2 de febrero es la fiesta del Disablót, también llamado Disaþing o “parlamento de las Matronas” para tener buena cosecha. La diosa Freyja es llamada Vanadis (Dis de los Vanir) y entre sus funciones está el ser Diosa de la Guerra y de las valquirias. Las Dísir visitan los hogares para traer buena suerte a los niños recién nacidos y nos ayudan a los humanos, de ahí que puedan asociarse con divinidades tutelares, con espíritus de las mujeres de nuestro clan que permanecen a nuestro lado cuidándonos igual que hicieron en vida.

Mención especial merece la diosa Frigg, la Madre de Todo, esposa de Odín y diosa que representa el amor maternal y el hogar. Cuando encendemos el fuego sagrado del hogar, cuando creamos una familia, Frigg es la diosa que nos protege y cuida. Conoce el destino de la gente y es asistida por Eir, la diosa de la salud y la curación, matrona de las curanderas.

Si en el moderno Odinismo hay una matrona que merezca especialmente ser recordada es sin duda Else Christensen, la Mother Folk, la Madre del Pueblo. Ella fue una de las pioneras y de las grandes líderes del Odinismo a mediados del siglo XX, gracias a ella la vieja religión pudo renacer. Sin duda Else sigue junto a nosotros, velando por el Pueblo Europeo, como una Matrona.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: